Ruta de la xanas

Ahora recuerdo que en realidad fuí yo el que hizo la ruta completa, a ellas las subí en coche hasta Pedroveya. Un detalle sin importancia Nosotros seguimos de frente pasando junto a este molino algo escondido entre la vegatación. Poco después se encuentra el puente y la subida hacia el prao por el que subiremos hacia la Ermita.

Itinerario de la Ruta de las Xanas | La Ruta de las Xanas

En definitiva. El Desfiladero de las Xanas es una ruta preciosa que no tiene nada que envidiar a muchas otras rutas por Asturias, con la ventaja de poder realizarla en cualquier época del año siendo apta para cualquier edad y estado físico. Publicado por Rutas por Asturias en 0: AS, Santo Adriano, España. Anónimo 24 de julio de , Interesante recorrido por sendas en buen estado y un corto trayecto por cemento y piedra suelta, aconsejable prestar atención en la zona de cortados para evitar accidentes.

Igualmente, te invitamos a documentarte con libros y guías especializadas para complementar la información descrita.

La Ruta de las Xanas

Comenzamos el recorrido en el aparcamiento de El Molín de Las Xanas 0h 00min ascendiendo las escaleras que discurren en busca de la carretera. Al llegar a ella seguimos remontado la ladera hasta llegar a la altura de un cartel informativo donde ahora si comienza la Ruta de Las Xanas. Abandonamos la carretera para seguir por una empedrada senda que continua ascendiendo por la falda de la montaña pero ahora orientados hacia El Molín. Ahora el desnivel se hace menos fuerte permitiéndonos disfrutar del trayecto.


  • En busca de Las Xanas.
  • Ruta de Las Xanas.
  • poner anuncios gratis de trabajo.

El itinerario atraviesa empinadas laderas donde las cabras se entremezclan con las rocas y tremendos cortados por donde la senda se incrusta en la pared permitiendo evitar su verticalidad. Nos encontramos con una senda que dejaremos a nuestra izquierda para seguir ascendiendo por el ancho camino. Llegaremos otra vez a El Molín de Las Xanas 3h 15min siguiendo el trayecto de vuelta que se realiza por el mismo recorrido que nos trajo hasta aquí, aunque existen varias alternativas que nos llevarían haciendo una circular hasta él. Sin paradas, también podemos acercarnos a la aldea de Pedroveya a escasa distancia de la ermita lo que ampliaría el tiempo aproximadamente unos 30min.

Época del año. Todo el año. En época de lluvias los tramos del bosque pueden estar muy embarrados y el ser muy sombríos contribuye a la duración del barro. Material necesario. Específico de senderismo. Atención en invierno al estado de la ruta para adecuar nuestro equipamiento a él.

Rutas por categoría

Desnivel acumulado. En la parte central, la del desfiladero, el desnivel es suave permitiendo disfrutar de la espectacularidad del recorrido. Los cruces los tendremos en la parte final dejando los dos primeros, un par de sendas, a nuestra izquierda y llegando al final de las escaleras donde comienza una pista de cemento que nos llevara hasta la ermita.

Como realizar la Ruta de las Xanas

Por supuesto no es aconsejable salirse del recorrido. Senditur ha manipulado los tracks para corregir los puntos aberrantes que pudieran existir, ocasionados por problemas con la recepción de la señal GPS. En cualquier caso los tracks son siempre aproximados. Elegir correctamente el material que debemos emplear en una ruta puede marcar la diferencia entre pasar un día agradable o no guardar un buen recuerdo del recorrido realizado. A continuación os proponemos algunos ejemplos que esperamos os sean de utilidad. El medio natural en el que nos movemos es cambiante, por ello la ropa que elijamos debe cumplir una serie de particularidades.

Confort, transpirabilidad, resistencia, ligereza, o impermeabilidad varían en función de cada prenda y del uso al que la vayamos a destinar.

La función principal de las prendas intermedias es retener el calor corporal, evacuar el sudor e incluso algunas prendas actuar de cortavientos protegiéndonos del frío. Unas vestiduras que previamente han lavado con mimo en las aguas cristalinas del río. Pero esa belleza viene acompañada de una profunda generosidad.

Regalan a los pastores ovillos de oro y plata. Solo piden una cosa a cambio: Nos situamos en el parque natural de Las Ubiñas — La Mesa. Un espacio singular que en ocasiones queda relegado a un segundo plano tras los Picos de Europa y Somiedo. Durante un intenso fin de semana, en el que nos alojamos en el acogedor hotel rural La Posta del Camín Real en Teverga , realizamos la Senda del Oso en bici , el camino que lleva a la cascada del Xiblu y, por supuesto, la ruta de las Xanas.

En el primer caso lo consiguieron, ya que la Senda del Oso utiliza el trazado de una antigua vía férrea minera.

Donde esta la ruta de Las Xanas

Pero en el desfiladero de las Xanas no lograron su propósito. A principios de los años 30, y con los medios de aquella época, los habitantes de los concejos de Santo Adriano, Proaza y Quirós intentaron construir una carretera. Una obra casi faraónica en la que había que ir tallando la roca como auténticos escultores.

La empresa fue demasiado ambiciosa y la carretera no se llegó a terminar. Al menos aquellos auténticos héroes estarían hoy orgullosos al ver que su trabajo sirve para que los senderistas gocemos de esos paisajes que tantos quebraderos de cabeza les dieron. De esta forma, cuando lleguemos a la parroquia de Pedroveya concejo de Quirós en lugar de darnos la vuelta, tomaremos esta senda y regresaremos al punto inicial.

Cómo llegar

Esta opción tiene otra ventaja. Podremos contemplar tres tipos de paisajes totalmente diferentes. En primer lugar la roca y sus 80 metros de caída en el desfiladero de las Xanas. La ruta de las Xanas arranca en el paraje conocido como el Molín de las Xanas en la parroquia de Villanueva. Es un amplio aparcamiento asfaltado con un merendero donde podremos dejar el coche e informarnos de las especificaciones de la ruta en un completo panel. En lugares así se encuentra la explicación del magnetismo que tiene Asturias y de su perpetuo idilio con el color verde.

Aunque era el mes de junio cuando hicimos la ruta de las Xanas, el tiempo estaban un tanto inestable.

Itinerario

La niebla deslució el itinerario y en algunos momentos la lluvia hizo acto de presencia. Es habitual que ocurra esto, por lo que hay que ir pertrechados de un chubasquero y, por supuesto, unas buenas botas de montaña para evitar resbalones y pisar sobre seguro. Una particular bienvenida a un desfiladero vertiginoso donde en el fondo escuchamos el discurrir del agua del arroyo de las Xanas o Viescas.

No es complicado ni mucho menos, pero siempre en estos casos hay que caminar con calma. Como si fuésemos hormigas que recorren la ruta escarbada en la roca por sus compañeras, vamos avanzando por el desfiladero. En algunos puntos donde la senda se estrecha hay pasamanos donde poder apoyarnos para mayor seguridad. La presencia de heces de animales nos indica que por aquí se sigue trasladando al ganado. No olvidemos que muchas de las rutas que utilizamos actualmente los senderistas son vías pecuarias, aunque algunas han caído en desuso.

Dicen que lo breve, si es bueno, dos veces bueno.



admin